Feeds:
Posts
Comments

Archive for June, 2014

Mark“Muévete rápido y rompe cosas. Hasta que no estés rompiendo cosas no estarás yendo lo suficientemente rápido”

Mark Zuckerberg

Esta es la forma que tiene el 21º hombre más rico del mundo de expresar su manera de innovar en los negocios y que, obviamente, no le enseñaron en el colegio ni en el instituto.  Con sólo 30 años ha conseguido situarse en la élite de los negocios mundiales haciendo gratuito su servicio para los usuarios, no contaminando en el proceso y vendiendo “productos” que antes ni siquiera tenían valor. ¿Podría él haber conseguido esto en el 2000? ¿Y en 1990?

Posiblemente si Facebook hubiese salido a la luz cuando el Modem del ordenador aun hacía ese ruido tan particular para conectarse a 56 kbits/s por vía telefónica ya nos hubiésemos olvidado de él… por lo que nuestro amigo Mark estaría trabajando para una empresa cualquiera haciendo un trabajo anónimo mientras se preocupaba por vivir el sueño americano. ¿Qué cambió desde entonces?

Ya que estas leyendo este blog desde algún ordenador/tablet/Smartphone se sobreentiende que sabrás los cambios tecnológicos que hemos vivido desde los 80, pero ¿qué tanto sabes de los cambios generacionales? Aprovecha para echarle un vistazo a este video para refrescar ideas. 

Tanto Mark Zuckerberg como quien les escribe, pertenecemos a esa generación llamada Y (nacidos entre 1980 y 2000) marcada por los cambios a gran velocidad y la reducción del tiempo de espera para todo. Cuando nuestros padres tenían nuestra edad, su mayor preocupación al comunicarse era saber cuánto iba a tardar una carta en llegar o si la persona a la que llamaban iba a estar a casa para responder el teléfono, mientras que nosotros solo nos preocupamos si la batería del móvil nos dará para poder mandar un Whatsapp.  Sin darnos cuenta los privilegios de los 70 pasaron a ser nuestros derechos en los 90 y se crearon nuevas necesidades para ser convertidas en nichos de mercado hasta hacer de los lujos pasados productos de consumo habituales. Crecimos en un mundo sin URSS, en donde Estados Unidos era el vencedor ideológico y conquistador de la tierra e incluso la luna! Vivimos en casa de nuestros padres que tienen móviles surcoreanos, coches suecos, lavadoras alemanas, televisores japoneses, ordenadores taiwaneses, lavaplatos franceses, etc. Haciendo parecer nuestros hogares un congreso de la ONU. ¿Cómo explicarle a nuestras futuras generaciones que esto no siempre fue así?

 

 

Tantos cambios (para nosotros normales) se han acumulado de tal manera que hemos pasado de una etapa de cambios a un cambio de etapa, en especial en el plano laboral.  Muchas profesiones actualmente demandadas (community manager, programador Android o diseñador web) no existían cuando nacimos, y otras tantas (Gamer profesional) siguen siendo incomprendidas, al no querer entender que se puede cobrar por lo que te gusta hacer… Casos como el de Mónica de Oriol, quien públicamente pide que cobremos por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (ver video) son representaciones claras del cinismo al que han llegado algunos con tal de evadir responsabilidades cuando ya hacemos prácticas no remuneradas o períodos de beca de hasta un año por 150€ mensuales (a razón de 160 horas al mes sale a menos de 1€ la hora…), no es de extrañar que no podamos salir de casa de nuestros padres hasta más allá de los 30 o que prefiramos trabajar en McDonal’s o Burger King donde, nada más al entrar, se gana mucho más, teniendo mejores condiciones contractuales y llegando a ser menos estresante al pedir menos esfuerzo mental.

 

Hacerse a la idea de que una carrera universitaria ya no garantiza un salario lleva a alguno a sumirse en un estado de depresión o de apatía completamente desmotivandos para continuar con sus estudios y/o trabajo, al menos en ese país.  Es así como surge de la Generación Y los bye-bye,  jóvenes emigrados con carrera, idiomas y conocimientos tecnológicos mejores que sus antecesores hasta el punto que han tenido que enseñar a profesores de universidad como buscar en Google, a tutores de prácticas como hacer fórmulas en Excel o presentaciones en Power Point y a los padres como llamarnos por Skype y que Plutón ya no es un planeta.  Mientras que los que llegan a estar contratados se les pide tienen como requisito estar callados y seguir procedimientos caducos y anticuados sin posibilidad de dar una visión personal para aportar valor al negocio y demostrar el talento dentro de ellos, recortando así el potencial y amoldándolo al resto, haciendo así de un futuro Usaian Bolt de los 100m un jugador de fútbol de un equipo cualquiera porque es lo que se lleva ahora.

 

Hemos pasado de un mercado en donde una beca en una empresa era la antesala de un trabajo indefinido a necesitar un año de experiencia para poder acceder a un puesto de becario, después de haber realizado prácticas no remuneradas. En otras palabras, hemos llegado a tener que pagar para poder trabajar supuestamente de manera “quilificada”. Por ello, resulta fundamental elegir una organización no para quedarnos, sino para poder aprender, ya que es lo único que nos queda, aprender.

 

Puede que el futuro parezca oscuro, pero ello sólo significa que harán falta pintura más brillantes para cambiarle el color. Puede que el cambio de rumbo en la política y un nuevo Rey sea suficiente para darnos cuenta todos que empieza el protagonismo de la #GeneracionYncomprendida

 

– ola #Hijo Q tal estas?

– Papá, recuerda que estamos hablando por Whatsapp, no por Twitter!

– Sigo sin comprender esto, mejor te llamo a tu Skype

Advertisements

Read Full Post »