Feeds:
Posts
Comments

Archive for March, 2013

tulipanes

Una tarde sentado en una pradera virtual, me cautivo el susurro pintoresco de los tulipanes. Ya les conocía, los había visto y había escuchado  acerca de ellos, pero nunca me preocupé por escucharlos, a fin de cuentas: ¿Qué me podrían decir unos simples tulipanes?  Mejor aun: ¿Qué podría imaginar que me pudiesen decir los tulipanes?

 

Puestos a hacer esa escucha imaginativa por qué no preguntar por cómo llegan los tulipanes a convertirse en lo que vemos, cómo crecen y se desarrollan hasta ser lo que son.  A todo ello un tulipán respondió:

 

– Ante todo no somos lo que queremos, sino lo que quieren que seamos.   No elegimos nosotros, venimos condicionados por los que nos precedieron, sólo podemos elegir nuestro color y una vez hecho no se puede cambiarlo,  naces amarillo y mueres amarillo. Esto nos hace la vida mucho más fácil.   Sé de uno que quiso ser más alto que el resto para que le diese más luz, vaya iluso, no sabía que eso no se debe hacer.   Aquí todos tenemos que ser iguales,  así que le dejamos crecer mientras que el resto nos pusimos de acuerdo para darle una lección; decidimos hacer crecer más nuestras raíces para absorber más agua.  Si el puede crecer para para arriba, nosotros también le podemos crecer para abajo.

– Pero qué tenía de mal que creciese ¿A caso perjudicaba a alguien?

– Sí.  Si te han educado para no resaltar nos sentimos ofendidos que alguien quiera hacerlo.  No es justo.

– ¿Y si uno se queda atrás y no consigue estar a la altura del resto?

– Más luz para los demás.  Que alguien se retrase en crecer no es nuestra culpa.  Además, nuestro trabajo es ser vistos, no nos podemos parar por otros, sino no iríamos a ninguna parte.  Además, a mi no me fue difícil, nos enseñan a ser vistos, nada más.

– O sea, sólo sirven para ser vistos, entonces si quien les ha plantado necesita comer:  ¿Qué hace con los tulipanes?

– Nos han enseñado a ser lo más bonito del paisaje, las patatas pueden nutrir mejor, pero son tan feas que por eso crecen bajo tierra.  Yo nutro el paisaje, eso es más importante y más difícil, cualquiera puede dar de comer.

– Entonces por qué los tulipanes no dan de comer.

– Sólo se puede hacer una cosa bien a la vez, para hacer lucir estos paisajes hay plantarse bien en la tarea y no moverse de ahí hasta que salga.  Tenemos las raíces bien arraigadas para no cambiar de objetivo pase lo que pase.

– ¿Qué pasaría si necesitasen plantar comida en vez de colorido?

– Eso nunca pasará, para eso nos apoyamos entre todos.

– ¿Igual que cuando uno crece de menos? Así no me extrañaría que los terminasen cortando, y desgraciadamente ese será el momento en el que tú, amigo tulipán, te darás cuenta que todos son iguales.  Cuenta la leyenda que los tuyos vinieron hace siglos desde oriente, en donde tus familiares no paraban de cambiar y de cambiar, de ahí tus distintos colores.  Todo quien quería o no crecer, podía hacerlo, no había límites sólo ganas de hacerlo.  Un día, alguien intentó plantar en vez de preguntar.  En vez de consultarle a la gente al rededor de si los tulipanes eran una buena idea, simplemente plantó cuantos pudo, sin orden, sin ciencia, sin más propósito de hacerlo porque así quiso.   Obviamente plantar requiere menos esfuerzo que preguntar,  y una vez plantados es aun más difícil cambiar.  Cuando los tulipanes empezaron a crecer sin ayuda ni guía, nadie se quejó.  Había tierras de sobra para plantarlos y costaba más quejarse y hacer algo que simplemente quedarse viendo como crecen y crecen.  Cuentan otras voces que en aquel oriente hace un par de años le dieron otro uso; un uso político.   ¿Te puedes creer que hicieron de los tulipanes una revolución?  Sacaron aun presidente corrupto y autoritario del gobierno con hacer lo que un tulipán hacer, juntarse muchos (aunque sean de distintos colores) y dejarse ver durante mucho tiempo.  ¿Qué crees que podría hacer un tulipán si fuese enseñado de otra manera, para mejorar constantemente, no envidiar, poder cambiar y producir de modo que ni siquiera las patatas puedan ser mejores que un tulipán?

– No se, eso no me lo han enseñado.

Read Full Post »